Jun 212018
 

Desde mediados de los años 90 del siglo pasado asistimos a explosiones de protestas jornaleras, año tras año coincidiendo con el final de las campañas de los frutos rojos. La mayoría de las ocasiones aisladas y silenciadas, y en otras,  las  menos, con repercusión en los medios de comunicación. Todas ellas responden a las duras y denigrantes condiciones de trabajo padecidas durante las campañas, donde la práctica generalizada es el incumplimiento del convenio y resto de legislación reguladora de las relaciones laborales. Y donde en ocasiones, más de las que nos pudiéramos imaginar, no existen límites en bajeza humana y en humillaciones  constantes hacia la clase jornalera.

Así nos encontramos  en esta ocasión de 2018, con la repugnante y vomitiva situación en la que se han visto envueltas algunas compañeras que han tenido la valentía de denunciar haber sido acosadas sexualmente.

Este escenario de los campos  andaluces de Huelva tuvo un inicio en el tiempo pero parece no tener  fin.  Y como en toda situación en la que se producen sufrimiento y víctimas, existen unos culpables. Encauzar  las necesarias manifestaciones de rabia jornalera sin denunciarlos denotan una total ignorancia de la raíz de la situación laboral en las grandes explotaciones agrícolas andaluzas; o se encauzan buscando intereses ajenos a la búsqueda de soluciones reales y duraderas  o, lo que es peor, pudieran denotar complicidad con los verdugos.

Autores intelectuales.- La Unión Europea.

Los intereses generales de la Unión Europea, en la que el Estado español  es socio preferente al ser la cuarta economía de su Unión Monetaria (por lo que aporta su parte correspondiente), se concretan para el tema que nos ocupa dentro de la política económica de la Unión, que no consiste en otra cosa que el mantener la hegemonía franco-alemana sobre las Europas. Es decir, la hegemonía de la Europa noroccidental frente a la Europa mediterránea y la Europa oriental.

Y al servicio de esos intereses se planifica la actividad económica que ha de tener cada rincón, cada parcela, de este mercado unido europeo, en el que a Andalucía parece ser que le ha tocado en suerte  la producción  extractiva, la química básica, la agricultura intensiva y el turismo de masas.

Particularmente, la agricultura andaluza está destinada a: mantener la casta terrateniente del sector ante la competencia de países más competitivos en la producción agrícola; y a abastecer el mercado de la Unión de productos del sector primario y a bajo precio, para lo que se requiere una agricultura intensiva, devoradora de la fertilidad de nuestro suelo, y también de una gran cantidad de mano de obra barata.

Pero para llevar a cabo estos planes han de desregular previamente  el mercado laboral interno en el Estado español,  que en esos años estaba relativamente bien pagado y con derechos laborales  y sindicales reconocidos, también relativamente, aceptados y acatados por todos los agentes sociales.

Autores materiales.-

Estos  son: las Instituciones de gobierno europeas, el Estado español con sus Cortes Generales, Juntas autonómicas de gobierno (en nuestro caso la Junta de Andalucía), diputaciones y ayuntamientos, de quienes además dependen Jueces y policías. Y a los que se unen las mafias de tráfico de seres humanos. Veladores y fieles cumplidores todos ellos de los objetivos de la Unión con las siguientes herramientas:

  • Con el concurso de las mafias inundan el mercado laboral interno de mano de obra, forzando a la baja los salarios y relajando el cumplimiento de las leyes laborales y de los convenios. Aumentando la productividad y rentabilidad del tráfico de seres humanos y,  por lo tanto,  los recursos en “B” del Estado, que junto al incautado por el tráfico de armas y de drogas, constituyen los verdaderos fondos reservados que escapan de cualquier control democrático por mínimo que sea.

 

  • Con reformas laborales que vayan legalizando las situaciones de incumplimientos de leyes, de convenios, de reducción del jornal,  de aumento de los ritmos de trabajo y de aumento de la jornada laboral.

 

  • Con reformas del código penal que aumentan las penas y las multas de quienes se atreven a denunciar. Cuando no, usando los medios necesarios para hacer creer a la población ajena a estas actividades, en la maldad de los trabajadores o trabajadoras, en definitiva, en la maldad de las víctimas.

 

  • Inundado el mercado laboral interno con el efecto llamada que realiza la Unión Europea propagando su prosperidad, mientras que el hambre y las guerras que esa misma Europa provoca en África o en Oriente próximo, arrojan a cientos de miles de sus hijos e hijas, a pecho descubierto,  a ser explotadas y explotados por la voracidad y avaricia europea.

Esta situación provocó un fuerte cambio étnico en la clase obrera andaluza, fundamentalmente la jornalera, de la que su sector más atrasado y más animal pasa a convertirse en la quinta-columna del racismo de Estado y en el soporte material de apoyo a las alternativas de extrema derecha. Mientras que el sector más progresista y demócrata se vio reforzado con la organización y la lucha de estos nuevos componentes étnicos que con el tiempo aprendían el idioma, se enteraban de sus derechos y algunos y algunas de ellos y ellas encabezaron nuevas y refrescantes luchas.

¿Cómo impedir esto segundo?  Con el invento onubense de la contratación en origen, para lo cual se establece un número de trabajadores necesarios, resultado de las peticiones empresariales de mano de obra estable durante toda la campaña. Se crea una comisión formada por representantes de empresarios, instituciones del Estado y de los sindicatos que ostentan la condición de más representativos. Se elige un país con gente mucho más necesitadas que nosotras. Y se realiza la selección, preferentemente mujeres con cargas familiares. Dicen que para que no se queden y retornen, pero lo cierto es que son más pacientes en el sacrificio por las necesidades de sus descendencias y/o ascendencias.

Así que al gran número de jornaleras y jornaleros del mercado laboral interno, formado por gente nacida aquí como fuera de aquí, muchos de ellas y ellos “sin papeles”, se les une cada campaña agrícola para “ordenar los movimientos migratorios”, 20, 50 o 70 mil trabajadoras y trabajadores de más,  traídas desde cientos e incluso miles de kilómetros de distancia.

¿Alguien le ve sentido?  Pues lo tiene. En primer lugar se crea un nuevo tipo de relación laboral,  la de la mano de obra temporal de la gleba. Temporal,  pues se realiza para que cuando concluyan los  trabajos  de cada campaña desaparezca del mercado laboral interno del Estado español. Y de la gleba, pues sus condiciones de trabajo se asemejan más a la servidumbre  que  al trabajo asalariado,  en tanto que a muchas de ellas se les ha secuestrado los pasaportes, o se les dan “viviendas” dentro de las fincas, que no reúnen condiciones de habitabilidad, sin transporte público para desplazarse a los municipios cercanos para abastecimientos o relaciones sociales extra-laborales… Tampoco conocen el idioma ni entienden lo que  establecen los convenios y leyes laborales sobre sus derechos, ni conocen los mecanismos sociales de protección de los más necesitados, ni, por su condición de temporal,  tendrán tiempo de conocerlos.

En segundo lugar dejan a un gran número de jornaleras y jornaleros del mercado laboral interno sin trabajo, de los que los “sin papeles” juegan un papel fundamental: los asentamientos.

Durante las  campañas  agrícolas  se consiente por parte de las autoridades, el asentamiento de un gran número de sin papeles en las cercanías, malviviendo en chozas, dispuestos a trabajar en cualquier momento, a cualquier precio y bajo cualquier condición. Asegurando la recogida de los frutos todos los días de cada campaña, independientemente de las festividades, descansos, etc. que disfrutan los jornaleros y jornaleras del mercado laboral interno “con papeles”,  reforzando el carácter racista de la jerarquización de la mano de obra andaluza.

No obstante tenemos que decir que no nos oponemos a la contratación en origen para aquellos sectores para los que exista una verdadera oferta de empleo no cubierta por el mercado laboral interno, fundamentalmente en puestos de alta cualificación teórica, técnica y profesional.

Nosotras, la gente del Sindicato Unitario de Andalucía,  creemos que ante cada ataque, ante cada abuso que suframos la clase obrera y a los que podamos ofrecer resistencia, hay que, al mismo tiempo, señalar a los verdaderos culpables del sufrimiento jornalero del siglo XXI: la Unión europea y su manigero en Andalucía, el Estado español, sus Instituciones y agentes sociales.

Éstos últimos, incluso los llamados alternativos, que al reclamar respeto de derechos en la contratación en origen están defendiendo la existencia de las jornaleras de la gleba, que al reclamar mayor control democrático y mayor participación en las elecciones sindicales, no ponen en cuestión los instrumentos de control de la casta empresarial sobre la clase obrera, que al exigir mayor actividad y eficacia de la Inspección de Trabajo están poniendo en las manos del propio sistema que genera el dolor jornalero la exclusividad en erradicar ese dolor, que al estar presentes en las Instituciones como representantes de sus votantes aún no usan su situación privilegiada para denunciar a esas mismas Instituciones que se alimentan de nuestro sufrimiento.

Nosotras aún estamos esperando y fomentando la aparición y fortalecimiento de las organizaciones  sociales,  económicas  y políticas  que proclamen y trabajen por la socialización de la Tierra, liberándola de cualquier tipo de posesión, que proclamen la conversión de la clase jornalera en clase labradora, propietaria del fruto de su trabajo. Que asuman la resolución de nuestros problemas y sufrimientos como lo asumieron los federales andaluces de 1883 en su propuesta de Constitución andaluza. Es decir, que asuman las aspiraciones  del andalucismo revolucionario de Blas Infante.

En definitiva,  esperando y  fomentando la construcción de un marco andaluz  y democrático de relaciones laborales en el campo, la industria, el comercio y los servicios, donde las trabajadoras y trabajadores tengamos capacidad real y democrática de decisión sobre nuestras  condiciones  de vida y trabajo, y sobre la producción; qué, cuanto, cómo y para qué se produce, para lo que es necesario que Andalucía deje de ser esclava de Europa, su primera colonia interna. Por ello, hoy más que nunca

¡¡Viva la clase jornalera!!

¡¡Viva Andalucía Libre!!

Abr 022018
 

Desde hace tres años, las organizaciones firmantes de este manifiesto venimos trabajando en el marco de las Jornadas por la Constitución Andaluza de Antequera, en la reivindicación y desarrollo de este proyecto de Constitución que los Federalistas andaluces redactaron para la consecución de la Soberanía nacional de Andalucía y la soberanía económica de la clase trabajadora.

Tras estos tres años de contactos y trabajos, hemos constatado la necesidad de profundizar en la acción para que el esfuerzo y el tiempo invertido no queden en una mera formulación teórica.

Por este motivo, hemos formalizado lo que de facto ya estaba creado, un espacio donde el soberanismo andaluz de clase ponga en común ideas, propuestas y acciones sobre el convencimiento de la necesidad de dotar a Andalucía de herramientas propias, de organizaciones que tengan por referente exclusivamente Andalucía y sus gentes, sin depender de proyectos estatales que mantienen a Andalucía como trampolín para conseguir poder en la política estatal.

Sobre esta base de un proyecto exclusivamente andaluz, vamos a desarrollar un proyecto político, social, sindical y cultural basado en los siguientes principios ideológicos:

  • Soberanismo
  • Anticapitalismo
  • Feminismo
  • Antieuropeismo
  • Mediterraneidad

El Espacio Soberanista Andaluz (ESA) se articula como un espacio de lucha para todas las personas y colectivos que desde una voluntad transformadora luchan por la libertad nacional y social de la clase trabajadora andaluza; un espacio netamente andaluz y socialista que tiene por objetivo sustituir el actual modelo económico capitalista por otro donde la gestión democrática de los recursos naturales y humanos esté en manos de la clase trabajadora: una vía andaluza al socialismo.

Esta vía andaluza al socialismo se estructura en la defensa de los derechos políticos del pueblo andaluz, la defensa de la clase trabajadora en la lucha por la redistribución de la riqueza, la lucha contra el paro y contra la precariedad laboral, la remunicipalización de los servicios municipales  básicos, la nacionalización de los sectores estratégicos, la defensa del territorio contra la explotación abusiva y la destrucción para beneficio de las élites económicas, por la superación del actual modelo patriarcal, por la defensa de la identidad y la lengua andaluza y contra las políticas de inferiorización lingüística y social que pretenden mantener el actual marco de opresión al que está sometido el pueblo andaluz.

Así mismo, nos declaramos internacionalistas en el sentido de solidaridad con todos los pueblos que al igual que el nuestro luchan contra situaciones coloniales y de opresión, rechazando la pertenencia de nuestro pueblo a la UE, la OTAN y el FMI por ser estos, espacios de acumulación de capital a costa de la opresión de la clase trabajadora, priorizando nuestra actividad en la construcción de un espacio de solidaridad en torno al Mar Mediterráneo, por ser este el espacio geográfico donde tradicionalmente Andalucía ha desarrollado su influencia cultural y comercial, un espacio de intercambios culturales, técnicos y comerciales que ha fructificado en  civilizaciones que han posibilitado el progreso material y cultural de los pueblos.

A partir de hoy el Espacio Soberanista Andaluz inicia una ronda de contactos que se prolongará durante varias semanas  con otras fuerzas políticas nacionales andaluzas con las que hemos coincidido esporádicamente en la lucha por algunos de los propósitos que manifestamos más arriba con la intención de agrupar de manera estable y coordinada al mayor número de fuerzas posibles.

Espacio Soberanista Andaluz (Sindicato Unitario / Nación Andaluza / Andalucía Comunista).

Andalucía, 27 de marzo de 2018.

Dic 042017
 

En 1977, cerca de dos millones de gente andaluza salieron a la calle empuñando nuestra verde, blanca y verde; harta de paro, de emigración, de señoritos, de pobreza, harta de burlas, de exclusión… harta de cuarenta años de fascismo.

El Sindicato Unitario de Andalucía en la ofrenda a Caparrós, 3 de diciembre de 2017

Eran gente orgullosa, valiente. El poder tenía que ahogar ese sentimiento. Y lo intentó.

Aún no tengo claro si fue por conciencia o coincidencia la elección del día 4, pero en esos primeros días de diciembre del año 1868, tras el triunfo de la Revolución liberal de septiembre, el gobierno provisional y el ejército regular se disponían a clausurar las juntas revolucionarias y las milicias ciudadanas que éstas tenían bajo su control.

Un batallón de los Voluntarios de la Libertad de Cádiz, con Fermín Salvochea a la cabeza, se opuso a su disolución1, sobre todo después de que el gobierno  provisional hubiera excluido a los demócratas del gobierno y de la constitución de Ayuntamientos sin el concurso del Sufragio Universal.

Las juntas y sus milicias fueron fundamentales para convertir un pronunciamiento militar más, encaminado a un nuevo cambio de gobierno, en una auténtica revolución. Una vez en el poder, los liberales conservadores, moderados y monárquicos, excluyeron a quienes defendían la democracia desde abajo y las reivindicaciones del 4º Estado, la clase obrera, que ya empezaba a participar en política dentro del partido demócrata.

Una revolución, dos objetivos: unionistas y federales; conservadores y demócratas. No fue derrotada Isabel II, solo se inició un paréntesis en el reinado borbónico. Los vencidos fueron los presos y los muertos que defendían los derechos sociales y la democracia desde abajo. De los que defendían el poder del pueblo.

En 1977, por conciencia o coincidencia, se eligió el 4 de Diciembre para expresarnos en andalú contra nuestra marginación, pobreza y miseria a pesar de vivir en una tierra rica. Y ahí también se enfrentaron dos objetivos contradictorios. Por un lado los que preparaban el Pacto de Antequera2, por otro los que defendían la Andalucía que soñó Infante. Aquellos, los que aceptarán y acatarán el marco autonómico que quedará fijado en la Constitución monárquica, éstos, los que luchaban por hacer realidad la Andalucía autónoma y soberana, organizada en una democracia republicana representativa y que no recibiera su poder de ninguna autoridad exterior al de las autonomías cantonales que la instituyeran. La que, además, se preparara para el advenimiento de la igualdad social mediante la independencia económica del pueblo. Es decir, por hacer efectivo el contenido socialista, soberanista, republicano y democrático de nuestra Constitución, la andaluza de 1883.

Fue un 4 de Diciembre de vencedores y vencidos. El 4 de Diciembre de quienes estaban preparando el actual Estado de Derecho y el 4 de Diciembre de a quienes les volverían a ningunear la justicia, la justicia para nuestras víctimas.

El fascismo no podía consentir a dos millones de gente andaluza en la calle exigiendo justicia, reparación y democracia, orgullosa y valiente. Tenía que ahogar esos sentimientos revolucionarios y lo intentó asesinando a Caparrós, y lo consiguió un 28 F.

Durante los cuarenta años que han transcurrido desde entonces, los vencidos han mantenido la llama del 4 de Diciembre revolucionario. Años que han estado silenciados y aislados pero que cada vez que reivindicaban esta fecha como el Día de Andalucía, sus quejíos llegaron a otros, y nos pellizcaban el corazón.

Ahora somos más conscientes de la derrota y más gente concienciada de que la derrota nos llevó al 28 F, al triunfo definitivo en Andalucía del orden político y de la paz social de la que era capaz la monarquía española restituida por Franco, el nuevo Estado de Derecho al que someter a Andalucía y a su clase obrera.

Pero gracias a esa labor callada de los vencidos, callada no por afónica sino por silenciada, cortocircuitada, para nadie hoy en Andalucía pasa desapercibida esta fecha. Bien por la ilusión que desprende, bien por desprecio.

Pero también somos más, o al poder les interesa que seamos más por lo que sea, o “pel que sigui” como se diría en catalán3. Hoy se vuelven a enfrentar dos tipos de 4 de Diciembre. El que se repliega al Estado de Derecho burgués, centralista, capitalista, machista y europeo, y el 4 de Diciembre que sigue soñando con una Andalucía soberana y socialista. Aquél, como pieza clave en el actual proceso constituyente español, y éste, el del proceso constituyente mediterráneo, euroafricano, euro oriental, universalista, socialista y feminista. En una palabra, andaluz. El 4 de Diciembre legal frente al 4 de Diciembre legítimo.

Porque toda la gente que desde sus escaños, círculos o asambleas han tomado posición en defensa del actual Estado de Derecho y de la legalidad, se han opuesto a la legitimidad de la lucha de los pueblos. Éstos también se han manifestado en conmemoración de nuestro 4 de Diciembre. Y junto a ellos y ellas, la gran mayoría, gente ilusionada y engañada, reconducida al orden político y la paz social sometida a la Constitución franquista del 78 que aclama al actual Estado de Derecho burgués, capitalista, centralista, machista y europeo.

Un Estado de Derecho que también defienden los fascista que cada vez, en mayor número, salen del armario para defenderlo y defenderse de quienes continuamos la lucha por la defensa de la vida, de la vida digna, de la vida libre.

Un Estado de Derecho que asume y presume de la conquista de Andalucía, de la expansión europea basada en sojuzgar al otro, al diferente, o de eliminarlo cuando no le es rentable explotarlo. El Estado de Derecho que asume y presume del genocidio en sus colonias.

Un Estado de Derecho que nació y se impuso acompañado de ruidos de sables, con amenazas constantes de golpes de Estado para dejar a nuestras víctimas en las cunetas, sin reparar el daño ni hacer justicia con Infante, con Verdejo, con Caparros, ni con las cientos de miles de hermanos y hermanas nuestras.

Pero a pesar de por lo que sea, o “pel que sigui”, los vencidos también somos más, estamos en más sitios, más organizados y contamos con un programa revolucionario, soberanista, andaluz, socialista, feminista, democrático y republicano. El marco es nuestra Constitución, la Constitución andaluza de 1883, que como Riego con la “Pepa”, la proclamaremos pueblo a pueblo hasta que el poder termine acatándola. Y estamos construyendo nuestro programa revolucionario, pero no con escritos o discursos, sino con hechos.

Contamos en estos últimos tres años con la realización de tres Jornadas por la Constitución andaluza en Antequera, Sevilla y Granada, dos manifestaciones por la Constitución de Andalucía, la de este año flanqueado por fascistas.

Pocas y pequeñas organizaciones pero en plural, con ámbitos de actuación en muchos territorios y sectores, con gente de todo el arco generacional, luchadores y luchadoras viejos y viejas, nuevos y nuevas. Y organizaciones políticas, sindicales y culturales.

Hoy, el quejío del 4 de Diciembre, nuestro quejío, puede peñizcar a más corazones. Somos gentes valiente, orgullosa. Quizás el poder vuelva a intentar ahogar nuestros sentimientos y quizás los consiga nuevamente. O quizás no, y seamos nosotros y nosotras quienes venzamos para que no haya vencidos, para que venza el ser humano, la vida digna, la vida libre.

Y en esto estamos, organizando las próximas Jornadas por la Constitución andaluza, las IV Jornadas que haremos en Huelva, la tartésica Onuba, la musulmana Welwa, la obrera Huelva. Pero de mientras desarrollando campañas por nuestra Constitución en nuestros municipios; piezas claves, fundamentales, las primeras determinaciones de nuestra lucha de liberación. Y dotándonos de organismos comunes, no para construir un sujeto político andaluz, electoralero, de los que tienen la política, o aspiran a tenerla, como profesión, sino para constituirnos la gente de Andalucía y a Andalucía misma como sujeto político, como sujeto constituyente.

Y en eso os esperamos y esperamos vuestras aportaciones con más hechos, para ir confeccionando nuestro programa revolucionario, el que persigue, desde la legitimidad de la lucha por los derechos de las víctimas y de los que sufren, de los excluidos del sistema, la construcción de nuestro propio Estado de derecho, el Estado de Derecho andaluz, soberanista, socialista, feminista y mediterráneo.

Por todo ello, conmatriotas, compatriotas:

Viva Andalucía soberana y socialista,

Viva Andalucía Libre.

 

Notas:

1 La rebelión encabezada por Fermín Salvochea, miembro del partído demócrata y de la I Internaciona, como jefe de un escuadrón de los Volntarios de la Libertad de Cádiz, se extendió por Puerto de Santamaría, Jeréz y otras localidades andaluzas.

2 La Organización Revolucionaria del Trabajo (ORT), fundora del Sindicato Unitario, también firmó el Pacto de Antequera. Mientras nuestros dirigentes nos pedían continuar la lucha, algunos de ellos se aseguraban buenos puestos en las nuevas Instituciones “democráticas”.

3 Lo expresamos en catalán en referencia a la intensidad con la que convocan las fuerzas del régimen a los andaluces y andaluzas cuando el pueblo catalán sale a la calle a exigir sus derechos nacionales.

 

May 232017
 
¿Qué busca la “oposición” venezolana, con el apoyo de todos los Estados occidentales y el apopyo de la extrema derecha?

Pues muy sencillo. Acabar con todas las leyes favorables a los trabajadores y trabajadoras y al pueblo. Acabar con la erradicación del analfabetismo, con la sanidad y educación gratuita, con la ayuda a las empresas gestionadas por los trabajadores, privatizar nuevamente el petróleo y acabar con el poder popular.

Por eso convocamos una concentración en solidaridad con el pueblo benezolano y la revolución bolivariana el próximo 25 de mayo, a las 19,00 horas en el monumento a Simón Bolívar de Huelva, en Avda Guatemala (frente a las Meigas)

El acto lo organizamos el Sindicato Unitario, el Centro Andaluz del Pueblo Felix Rivera y la Asociación de solidaridad con cuba Maximiliano Tornet de Huelva. Apoyan El Partido Comunista de España, Izquierda Unida, el Partido Comuniista de los Pueblos de España, Republicanos y el Partido Cominista de España (M-L).

Posteriormente a las 20,00 horas, en nuestros locales, Diana Carbajal, corresponsal del progragama de la TV venezolana la Zurda Konducta, nos dará una charla sobre la actualidad venezolada, dentro del programa del Centro Andaluz del Pueblo J. Félix Rivera sobre el 525 “aniversario”.

Feb 092017
 

El próximo 12 de febrero las calles de Marbella estarán de nuevo pidiendo el esclarecimiento definitivo del asesinato de Francisco Gabriel Lima Tirado “Gabi Lima”, militante y fundador de Nación Andaluza, sindicalista del Sindicato Unitario Andaluz de Trabajadores y miembro de Liberación Gay de Andalucía (LIGAN). .

La manifestación partirá de la puerta del antiguo cementerio de Marbella a partir de las 12 de la mañana.

Convocan: Zambra, AdA, EHL, Stop Desahucios, Stop Represión, BARS, SAT, AC, SU y NA.

Ago 042016
 

No es nuestro estilo responder a ataques personales porque al final son los empresarios los que terminan ganando. Pero en este caso, al contar por primera vez con un miembro del Sindicato Unitario en el comité de empresa , vamos a hacer una excepción para defender la integridad de nuestro compañero Nieves. Eso sí, esta va a ser la primera y la última (aunque si los ataques persisten y llegáramos a entender que pudieran constituir faltas o delitos, realizaríamos las correspondientes demandas).

Una de las cosas que algún compañero del comité de empresa le “recomienda” a Nieves es no morder la mano que la da de comer (la empresa). Claro que esto sólo lo hacen los animales domesticados. Aquellos que son libres o sueñan con su libertad, muerden a to lo que se menea. Ser sumiso y mover el rabo cuando el amo te pasa la mano por el lomo puede estar bien para ser un animal de compañía. Pero cuando se representa a compañeros ante el empresario no es conveniente para los trabajadores contar con representantes de este tipo, sumisos y contentos con el amo.

Ya sabemos que os han elegido los trabajadores y que nosotros sólo somos una minoría, pero despreciar a las minorías es lo que llevó a Hitler a ser elegido democráticamente. Aunque por nuestra parte podéis estar tranquilos, cuando seamos mayoría os trataremos respetuosamente aunque no os lo merezcáis.

Somos los trabajadores y trabajadoras los que les damos de comer a los empresarios y a sus empresas. Y lo que es peor, también a las públicas que, dirigidas por bastardos intereses políticos y de partido se olvidan del servicio público que deben prestar, desde la transparencia y la participación de los trabajadores y de los ciudadanos a los que está destinado dichos servicios que no son otra cosa que derechos democráticos como, en vuestro caso, llevar el agua potable a los hogares.

Otra cosa que queremos decir es que sobre negociación colectiva no tenéis ni puta idea. Habéis tenido la oportunidad de coger en un renuncio a la empresa que se atrevió a MENTIR utilizando la firma de su gabinete jurídico. Y en lugar de aprovechar el momento para tener ventaja en la negociación llevando a la empresa al arbitraje, os acobardasteis como perritos sumisos.

Pero tranquilos, vuestro mundo está en crisis. En breve llegará el tiempo de las minorías, de los explotados, de las victimas del sistema capitalista, de los que producimos toda la riqueza a cambio de un salario, en el mejor de los casos. Puede ser que soñar con esto sea una utopía, pero pensar que las cosas no van a cambiar y que el futuro es de los explotadores y de sus lacayos que viven de sus desperdicios es una quimera.

También queremos decir que este escrito si lo ha realizado el Sindicato Unitario, redactado por Miguel Cano Cruz y aprobado por el órgano de dirección provincial. Aquí no dictamos a nadie lo que tiene que decir o escribir.

Y por último, que no se frote las manos la empresa con una pelea entre sindicalistas ya que como dije al principio, será la primera y última vez que salgamos en defensa de los ataques personales a nuestro compañero Nieves. Toda nuestra atención estará, como siempre, vigilando para que la empresa cumpla con sus compromisos con los trabajadores y por mejorar nuestras condiciones de vida y trabajo.

Salud

En Huelva a 2 de agosto de 2016

May 312016
 

Sin título

Nos estamos convocando todos los amigos y amigas de Antonio Páez para el próximo jueves, 2 de junio, en los locales del Sindicato Unitario a las 19,00 horas. En este entrañable encuentro pretendemos que los asistentes manifestemos el recuerdo de nuestro compañero, reforzando el anclaje en nuestra memoria lo que Páez nos aportó como ejemplo de luchador contra las injusticias, contra los abusos y la explotación de todas las víctimas del sistema capitalista.

May 272016
 

IMG-20160527-WA0003El Sindicato Unitario ha participado activamente en la concentración celebrada este 27 de mayo a las puertas de la torre Cepsa en Madrid.

Protesta en la cual se pide el desbloqueo real de la negociación colectiva que Cepsa está retrasando y paralizando intencionadamente.

Recordemos que para los años de convenio que se deben negociar, esta compañía ha obtenido records de producción y beneficios.

Queremos un convenio justo para todos.

 

May 192016
 

Toda la familia del Sindicato Unitario de Andalucía apoya el desmantelamiento de la base militar de Viator (Almería).

MarchaotannocartelEn Viator, unidades españolas y de otros Estados se entrenan para defender por las armas, los intereses de las grandes multinacionales occidentales, para lo que no dudan en masacrar a trabajadores y trabajadoras, a padres y madres, a hijos e hijas e incluso la destrucción total de estructuras estatales, sustituyéndolas por grupos mafiosos y fundamentalistas. Iraq, Libia, Siria… son sólo una pequeña muestra sangrante de todo lo que decimos.

Las bases militares en Andalucía al servicio de los corruptos Estados europeos y norteamericano y de la OTAN, solo sirven para traer la guerra a nuestra tierra, una tierra de Paz, de hermandad con los pueblos mediterráneos,nuestros milenarios hermanos.

A la vez que son la prueba evidente, no sólo de que el pueblo andaluz carece de soberanía, sino que, además, sólo conquistando la soberanía y la autonomía podríamos volver a dar nuestro mensaje al mundo: Paz.

Todas y todos en Almería tenemos una cita el próximo sábado 21 de mayo en la marcha a la base de Viator para exigir su desmantelamiento.

“POR UNA ALMERIA EN PAZ SIN BASE MILITAR”

SÁBADO 21 MAYO 11:00 PUERTA PURCHENA

Sindicato Unitario de Andalucía

Abr 252016
 

El pasado 22 de abril hizo su presentación pública el Sindicato Unitario de Almería en el Centro Andaluz del Pueblo Javier Verdejo. Un acto enormemente emotivo e ilusionante que nos hizo recargar las esperanzas sobre nuestro modelo sindical y nuestra lucha por la liberación de la clase obrera y del pueblo andaluz.

Las palabras de los compañeros estuvieron especialmente dedicadas a los refugiados del fanatismo de la acumulación capitalista, al recuerdo de quienes nos precedieron y no sucumbieron en la lucha y de ofrecimiento a toda la clase obrera almeriense, independientemente de su origen o color, de esta herramienta de lucha contra los explotadores, de solidaridad con toda la clase obrera y de liberación de la explotación capitalista.