Tres trabajadores a punto de perder la vida en un gravísimo accidente en la fábrica FERTIBERIA de Palos de la Frontera (Huelva), mientras que el dueño de la misma, el Excmo. Sr. D. Juan Miguel Villar Mir, alerta sobre el peligro de la “recuperación” si triunfan las tesis de PODEMOS.

El accidente se produjo tras una deflagración en un horno durante la puesta en marcha de la unidad de síntesis de la planta de amoniaco el pasado jueves 21 de mayo.

villar-mirMientras que las carretas del Rocío iniciaban su peregrinaje a la aldea almonteña, tres trabajadores sufrían gravísimas quemaduras y traumatismos de diferente consideración. Uno de ellos, el más grave y con traumatismo cráneo encefálico, se encuentra sedado en un hospital sevillano al que fue trasladado en helicóptero.

Tras el accidente se tuvo que pedir ayuda a los servicios médicos de empresas vecinas ya que FERTIBERIA Palos no cuenta con una propia a pesar del peligro real y cotidiano para la vida y la integridad física de los trabajadores del Polo Químico de Huelva.

Para la sexta fortuna española la vida de sus trabajadores parece importarle un bledo. No así la situación política que sufre el país. Villar Mir alertó tras las recientes elecciones municipales y autonómicas que “Lo que pide Podemos con expresiones marxistas leninistas y de grupo bolivariano no caben en España”.

En las mismas declaraciones continuó diciendo que “España tiene un nivel de vida lo suficientemente grande para impedir que gane el comunismo. Indudablemente si triunfan las tesis de Podemos se ponen en peligro la recuperación económica. España necesita seguir con políticas de austeridad y no de gasto público y más funcionarios”.

Estos son los personajes del Ibex 35. Individuos como este son los que dictan a los representantes de la ciudadanía las políticas de austeridad y recortes de derechos sociales. Si sus propios trabajadores, a los que debe su fortuna, les importan una mierda, cuanto más que el resto de trabajadores y trabajadoras tengamos médicos o maestros.

Ahora podemos entender lo que significa crecimiento económico de España: crecimiento de acumulación de capital de las empresas del Ibex 35 y el crecimiento del sufrimiento de cada vez más ciudadanos y ciudadanas. Y, como consecuencia de ello, podemos entender el feroz patriotismo en defensa de los intereses generales de España de estos individuos: España son ellos, los que crecen económicamente mientras el resto cada vez somos más pobres.

Ese Ibex 35 nacido y enriquecido durante el franquismo (todas menos dos de ellas), enriquecido más y mejor durante la Transición y el desarrollo del ordenamiento constitucional del 78, que usaron mano de obra esclava de los presos franquistas, es al que se protege y mima desde las más altas instituciones del Estado para mantener su crecimiento económico.

Corrupción: corruptos y corruptores.

Las permanentes noticias sobre la corrupción nos llenan de indignación y provoca una cierta sensación de asco hacia los corruptos. Algo que no sucede sobre los corruptores que solo de forma excepcional saltan a la luz y al patíbulo público de los platós de televisión.

El 11 de mayo de este año, Pablo Wallentin fue destituido como jefe de OHL México, acusado de intento de soborno a magistrados según ha quedado registrado en grabaciones. Villar Mir se sintió “avergonzado” por este intento de soborno de su subordinado.

Pero no es la primera vez que Villar Mir se ve envuelto en escándalos de corrupción. En 2013 Bárcenas declaró que Villar Mir quiso donar 300.000 € antes de las elecciones de 2011 y que tenía “mucho interés en que la cúpula del partido lo supiera”. En Marzo de ese año, Villar Mir declaró ante el magistrado Pablo Ruz que “nunca” ha entregado dinero a partidos políticos. “Yo no soy del PP ni del PSOE” declaró en el interrogatorio donde sí reconoció las siguientes entregas de dinero:

  • 45.000 € anuales a la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAEES) presidida por el ex presidente del Gobierno del Partido Popular José Mº Aznar.
  • 120.000 € anuales a la asociación Mujeres por África, presidida por la ex vicepresidenta del Gobierno socialista Mª Teresa Fernández de la Vega.
  • Desde 1995 ha financiado la actividad de las Secciones Sindicales de UGT y CC.OO de FERTIBERIA, recogido en un acuerdo complementario al Convenio Colectivo para gastos de reuniones, viajes…

Puede que esas aportaciones sean legales, pero dicen muy poco no solo de quienes las reciben sino también del que lo da, el máximo responsable de la balsa de fosfoyesos de Huelva, de las enfermedades que provoca en la ciudadanía, de la vida e integridad de los trabajadores muertos y heridos, de las condiciones de esclavitud de las contratas en sus fábricas.

Desde el Sindicato Unitario reivindicamos la instalación inmediata de servicios sanitarios necesarios dada la alta peligrosidad en el trabajo en las fábricas del Polo Químico y el pago de los gastos médicos y salarios de los trabajadores heridos hasta su completa rehabilitación, y la ejecución de una correcta tarea de mantenimiento de las instalaciones con los profesionales adecuados.

2 Responses to Tres trabajadores a punto de perder la vida en un gravísimo accidente en la fábrica FERTIBERIA de Palos de la Frontera (Huelva), mientras que el dueño de la misma, el Excmo. Sr. D. Juan Miguel Villar Mir, alerta sobre el peligro de la “recuperación” si triunfan las tesis de PODEMOS.

  1. Silvestre Ramirez Delgado dice:

    El anterior comentario quedó incompleto y seguro que no tiene la culpa el Sr. Billar Mir.
    Me refería a su labor desinteresada, pero si alguien sabe donde trabajaba la actual ministra de Medio Ambiente donde una de sus responsabilidades es solucionar los fosfoyesos en parte acopiados por Fertiberia

  2. Silvestre Ramirez Delgado dice:

    Villar Mir utiliza su dinero y financia instituciones que tiene como objetivo el servicio a la sociedad sin interés personal alguno. Además no influye para nada en esas instituciones, solo la satisfacción personal de contribuir a interés general.
    .Por cierto, sabe alguien donde trabajaba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *