Vidas Paralelas: Antonio J. Rodríguez – David Toscano. (Autor Putoasko)

tonto1 tonto2

I. En referencia a estos dos varones, mencionaremos aquellos hechos que nos parecen  significativos y dignos de comparación y ser recordados, nada descubren ni nada hace que se incline la balanza hacia uno u otro, ya que ambos parten de posiciones parecidas, compartiendo ambos, cargos de poder en gobiernos anteriores, salpicados e impregnados por supuestas corrupciones de sus capitanes, empeñados ahora en la batalla por la defensa de sus más que mermadas inocencias.

II. Ambos, tanto David como Antonio, salieron vencedores en los últimos comicios municipales, en sendos ayuntamientos a orillas de caudalosos ríos, conquistando para si Aljaraque junto al Odiel para el orgulloso David y Ayamonte junto al Guadiana para el sin par Antonio.

III. Tanto uno como otro, luchadores fieles de los intereses de su pueblo, en nombre propio, propiciaron  la aparición de infinidad de castillos a lo largo de sus municipios, castillos de ladrillo en el mejor de los casos y de papel en la inmensa mayoría de los otros.

IV. Desde distintas concepciones políticas, dispares en el discurso y coincidentes en el significado, defensor del escudo de la gaviota el aljaraqueño, y del puño y la rosa el transfronterizo, coincidieron en la forma de cobrar los tributos, vía IBI a los lugareños y a las masas de foráneos que esperaban atraer, por las bondades de dichos reinos, quedando el intento de creación de sus reinos de Taifas, en unos terrenos baldíos  con parques y tótems en un enrevesado trasiego de calles fantasmales, que los convirtieron finalmente en reinos de “estaifas”.

V. Del lenguaje más que sencillo, rácano, de ambos, salieron cantos de sirena que sufragarían con las recaudaciones, pero en esto que la suerte les fue esquiva, convirtiendo, sus promesas en mentiras, sus gestiones  en una muestra de incapacidad y prepotencia, acabando con aquellos ciudadanos que fueron a las puertas de sus dependencias a recordárselo, intentando arreglar sus cuentas a costa de las personas que trabajaban para sus pueblos, a los que trataron con desprecio e intentaron vilipendiar basándose en mentiras gastronómicas, envolviéndolas en una amalgama de huevos y chorizos, que terminó atragantándoseles, con lo que el recorte de personal significó la última promesa incumplida por ambos.

VI. Tomando la bandera de la poderosa Troika, aplicaron recortes en todo los servicios públicos, abandonando a los habitantes de tan históricos territorios, a la suerte del neoliberalismo, bajo el lema  “el que tiene riquezas se paga sus servicios y el que no posea, se vea despojado  del amparo del que se supone debe velar por sus derechos”, solo hay que abandonarse cualquier tarde, por las calles de ambos municipios, para comprobar el deterioro que suponen el recorte de servicios, árboles y jardines huérfanos de una mano que los acondicione, plazas y calles arrebatadas a los habitantes por ratas y cucarachas…y ambos cabecillas del poder, contratando a flautistas de Hamelin para acabar con ellas, a precio de oro con lo que enriquecer a magnates y mangantes, amigos de cacerías y diversiones, costando a los sufridos habitantes mas esfuerzos tributarios que el mantenimiento de los puestos de trabajo que ocupaban convecinos, contribuyendo al empobrecimiento de familias y del pueblo en general

VII. Promesas, que como sus idea de democracia, no abarcaron más allá de seguir con sus cargos y sueldos inflados, con unos recortes en sus emolumentos que compensaban sobremanera con comisiones de gobierno y plenos innecesarios, rodeados de su más fieles escuderos, de hasta tres en el mismo día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *